Claves de la Parvovirosis Canina

Muchos dueños de perros temen la Parvovirosis y lo hacen con razón. Desafortunadamente es una enfermedad contagiosa que está extendida a nivel mundial y que además afecta principalmente a los cachorros, los caninos más débiles.

La Parvovirosis es el principal virus canino y uno de los más peligrosos. Se manifiesta a través de una diarrea intensa en forma de sangre acompañada del continuo deterioro del animal. Esta enfermedad afecta directamente al tracto gastrointestinal y por consiguiente a los glóbulos rojos de la sangre, llegando incluso a dañar el músculo cardíaco.

Un perro puede contagiarse de Parvovirosis a través del contacto directo con los perros, por las heces o, incluso, si en el ambiente quedaran restos de un animal infectado, ya que el virus puede permanecer durante varios meses.

Los principales síntomas de la Parvovirosis son la diarrea (en su mayoría sangrienta), el vómito y la fiebre. El animal también puede estar deshidratado, sin apetito, presentando cierta apatía, somnolencia e incluso depresión.

En la actualidad los laboratorios siguen investigando cómo combatir el virus. A día de hoy, la única forma de hacerle frente es estimulando y potenciando las defensas del animal, haciendo hincapié en la hidratación del animal y frenando la diarrea y el vómito continuo. No obstante, la mejor manera de controlar la enfermedad es su prevención a través de la vacunación.

En Iberzoo+Propet contamos con los mejores profesionales de la investigación y sanidad del sector animal. Para conocer las novedades en productos sanitarios para perros te esperamos del 21 al 23 de marzo en IFEMA.