La enfermedad del Cushing

 

Según el blog de Arion el Cushing, un trastorno descrito por Harvey Cushing, en 1932 y también conocido como hiperadrenocorticismo o hipercortisolismo canino, “se trata de una de las enfermedades endocrinas (hormonales) más frecuentes en los perros de mediana o avanzada edad”.

Este tipo de enfermedades, como muchas otras que afectan a nuestras mascotas, suele avanzar lentamente, y los primeros síntomas pueden no ser nada notorios. “Es una dolencia crónica que no es posible prevenir, pero que cuenta con tratamientos para que el perro afectado disfrute de una buena calidad de vida”.

La enfermedad se produce por una segregación anormal y excesiva de cortisol. Según Fundación Affinity, “las glándulas suprarrenales producen varias sustancias vitales, que regulan una variedad de funciones corporales y son necesarias para mantener la vida. La más conocida de estas sustancias es el cortisol, comúnmente conocido como cortisona. La producción disminuida o excesiva de estas sustancias, especialmente cortisol, puede ser peligroso o mortal”.

Según Fundación Affinity los signos clínicos que presentan los perros cuando tienen este tipo de enfermedad:

  • Poliuria
  • Polidipsia
  • Polifagia
  • Distensión abdominal
  • Atrofia muscular progresiva
  • Reducción del nivel de actividad
  • Letargo
  • Jadeos
  • Alopecia
  • Atrofia de la dermis y disminución del tejido subcutáneo
  • Hiperpigmentación generalizada
  • Calcicosis cutis en cabeza, dorso o vientre.

Según Arion, si la enfermedad se detecta a tiempo y se trata adecuadamente, el perro puede tener una calidad y esperanza de vida prácticamente normal, dependiendo siempre del origen de la misma, ya que los tumores que la causan no tienen todos el mismo pronóstico exitoso.

Desde Iberzoo + Propet trabajamos para impulsar a las marcas de salud animal. En nuestra próxima edición podrás encontrar los productos y servicios más innovadores para las mascotas. ¡Te esperamos!